TODO NOMBRE TIENE UN PORQUE...

Todo en esta vida tiene una razón, un por qué, calquier nombre viene por alguna circunstancia... y el nombre de nuestro blog también lo tiene... La temporada pasada fué un mal año para el esqui de travesía en nuestras queridas montañas cantabras. Terminaba 2011 y casi "no habiamos tocado pelo". Y un día en el rocodromo entrenando un poco con un grupo de amigos, y ante una pequeña nevada que se supone había caido en la zona alta de la Cordillera uno de los presentes dijo... Hay nieve, allí hay nieve. Hay que ir! aunque se jodan!... estoy harto de ponerme los esquis encima de la alfombra del salón... aunque se jodan!

Y así ha nacido aunquesejodan.blogspot.com



miércoles, 5 de febrero de 2014

ESPIGÜETE...UNA DURA PRUEBA DE CONSTANCIA...1/02/2014

La semana transcurría y no auguraba nada bueno... vamos como cada semana de este año... pero nosotros le intentábamos buscar una cara "menos mala" al sábado que se nos avecinaba. Ya desde bien pronto volvimos a centrar nuestras miradas en Fuentes Carrionas... -de haber ventanuca de "menos mal tiempo"...no ya de buen tiempo será allí-. Y el viernes nuestros ojos se centraron en el "Cervino palentino". El Espigüete era el elegido para intentar su cima...

Como ir al Espi exige kilometrada volvimos a tomar las 6:30 como hora de referencia... aunque un pequeño "desajuste horario" de Miguelín en la "primera parada de recogida" hizo retrasarnos... pero el Colacao no se perdona. Ocho fuimos los locos que intentaríamos desafiar o buscar esa ventanuca... Álvaro, Guti, Miguel, Santi, Edu, Jorge, David y yo mismo. Sabíamos también que Carlos Pereda y su grupo irían al Espi,... así que sin quedar en hora exacta pero sabiendo que nos encontraríamos tiramos para allá. Y en pleno Colacao se unieron a nosotros en una primera oleada. El resto se uniría en Cardaño, así como Carlos, Paz y otro amigo. Al final me encontraba con unos cuantos amigos de los que coincidimos en el Tesorero semanas atrás. Feri, Gelo, Marisa, Rodrigo.

Al final como si de una quedada se tratase nos juntamos 21, cambiándonos en Cardaño... con un día que no invitaba mucho al optimismo, pues nevaba aunque también salía resol de vez en cuando.

Así con todo nos pusimos en marcha, que para algo habíamos hecho cierta cantidad de kilómetros...había que ver como se daba e intentarlo... y a tenor de que las nubes se abrieron y nos dejaron ver toda la inmensa cara Sur del Espi...parecía que si íbamos a tener ese "chance".

En cotas bajas no había mucha nieve. El día anterior había vuelto a subir la temperatura y había llovido, haciendo estragos sobre la nieve a cotas bajas.

Foqueabamos tranquilos por la pista ganando altura poco a poco. En una curva Feri y un par más decidieron subir camino del Collado este que daría paso a la cabaña de la cuenca del Masobres y desde allí progresarían por la arista. Carlos, Paz y su amigo siguieron ese camino también. El resto seguimos pista adelante...

...hasta coger una loma camino hacía la canal Sur.

Hacía nuestras espaldas como el sábado pasado, montañas, agua, nieve... paisaje.

Un poco "empozoñados entre escobas y abedules sacamos un grupo de venadas que se preguntaban...-Que harán esos colgaos por ahí emboscado...-

 
 ...peor con el buen trabajo de "Santi quitanieves" logramos salir a territorio abierto.
 
Al descubierto ahora empezó a azotarnos bien un aire helador...
 

 
...que se hacía más frio si mirábamos para arriba y veíamos el panorama hacia el que nos dirigíamos, nada halagüeño vamos.


Aún así el grupo seguía unido y animoso...

Hasta que las cosas se empezaron a poner cada vez peor.

Además el estado de la nieve era malísimo con una costra terrible. Eso unido al frio y que no se veía ni "pa jurar" hizo que realmente me plantease que necesidad tenía de seguir o porque no darme la vuelta, pues pensaba que no se podría ni esquiar y que habría que bajar con los esquís en la espalda... En mi primer intento de abandono Álvaro me dijo que siguiéramos un rato más a ver que pasaba... Me convenció. A la vez que yo había convencido a Santi y Guti...que se dieron la vuelta pues no lo veían.

Seguimos paso a paso ganándole metros a la montaña pero esta seguía sin darnos tregua. Frío, viento y nieve nos azotaba.

Llegó el momento del segundo amago de abandono. Edu, que iba en raquetas se hundia y su progresión era penosa. Espero a Jorge que venía como él en raquetas a ver si le daba un relevo, pero iba justo y decía que no le podía abrir huella, así que decidieron darse la vuelta. Yo dudé... y al cogerme Gelo decidí seguir y le dimos juntos para agruparnos con el resto...

...Y a la tercera va la vencida. Seguíamos sin ver casi nada y no sentía las  manos del frío. Cuando parecía que iba a ser la definitiva, le digo a Rodrigo... en la siguiente vuelta María deserto ya no aguanto más... y salió el sol!!! Y todo se ve de otra manera... así que para arriba...

como los Andes...

...como el Himalaya... y a 100metros de la cima... así que a por ella.

La cornisa estaba hacia el Sur y el viento en la arista era inaguantable. Así que para alcanzar la cima hicimos un "por mi" de los tiempos de jugar al escondite...Llegabas al vértice totalmente tapado por el hielo, le tocaba y salías zumbando...porque sino igual salías... pero volando...

Eso sí me saque la autofoto de Cima!!!! Espigüete conquistado!!!! aunque como no se ve nada me la puedo haber hecho en cualquier lado...

...pero esta no jajaja. El vértice to tapao y la arista Oeste apareciendo

...y por aquí de donde venimos...

...y donde seguimos llegando a la cima. Rodrigo entre tinieblas.

A socaire de la arista preparamos el descenso sin estarnos mucho porque aunque parece el caribe en comparación con  la arista también hace frio y hay que aprovechar el sol para ver el descenso...

Mientras foto a la cima Este

y a la primera parte de la bajadota que nos espera... y esta es bajadota porque a partir de 2200m la nieve polvo lo inunda todo...

El Curavacas emerge entre la niebla.

Y abajo muy abajo Cardaño junto al embalse.

Damos los primeros giros. Nieve polvo pero a veces se llega a rascar la placa de abajo, pero se esquía muy bien. Disfrutemos lo que podamos.

Al final parecía que no hacía tan malo...

Me imagino bajar la pala sin ver un carajo como cuando subíamos... Cómo cambia el cuento con visibilidad!!!

Edu hace una foto con zoom a ver si nos ve... No se nos ve, pero sirve muy bien para ver la última parte de la Canal Sur y la cima a la izquierda entre la bruma.

Entramos en la zona costra, toca sobrevivir

y sin olvidar que el aire todavía sopla.

Hacia el embalse de Camporedondo y al fondo peña Redonda.

Hemos esquiado la Canal Sur del Espigüete

y trampeamos la llegada a la pista.

No había nieve suficiente para continuar bajando hasta las vegas así que tuvimos que bajar por la pista de la forma sabida...Remada, deslizo, cojo carrera... frena o galleta... cuña cuña cuña...

 
 
Hasta que nos quitamos los esquís para hacer los últimos metros caminando y darnos la vuelta para...
 
 
echarle una última foto a la pedazo montaña que habíamos ascendido y descendido con esquís!!! Otra muesca para el bastón.
 
 
Cuando llegamos al pueblo nos juntamos con nuestros compis que estaban dándose un baño de solito que reconfortaba pues el termómetro marcaba solo un grado. Como para estar a la sombra... Nos cambiamos y comimos algo pues yo solo había comido 2 barritas en todo el día sin beber apenas nada (la pereza por no sacarlo de la mochila haciendo tan malo) y decidimos donde pararíamos a hidratarnos y si cuadraba tomar algo solido más. Eso sí estábamos súper contentos por haber logrado llegar a la cima con unas condiciones tan duras.
 
Y es que en dos sábados seguidos hemos podido esquiar los dos grandes de la Montaña palentina. Así nos despedía el Curavacas cuando volvíamos hacia Cervera para tomar la correspondiente y bien ganada ronda de líquidos hidratantes.
 
Aquí tenéis el VIDEO que grabó Miguel de la ruta. 
Álvaro
Miguel
Oliver
Santi
Guti
Edu
Jorge
David
Carlos Pereda
Rodrigo
Los Pablos
Gelo
Toya
....
....
 
Hasta la próxima
 
Oliver
 
 
 
 


1 comentario:

  1. Menudo montañon!!a ver cuando toca un poco de sol que ya es hora!

    ResponderEliminar